Odontología Estética

Adhesiones De Composite

La adhesión de compuestos, que es uno de los procedimientos más aplicados en la odontología estética, es una solución eficaz para garantizar la integridad dental. La adhesión permite cambiar el color y la forma del diente, cambiar el tamaño del diente y corregir los defectos dentales con el fin de restaurar la estética dental. El método de adhesión de composite también se denomina laminado de composite o empaste estético. En este procedimiento se pueden obtener soluciones estéticas permanentes en una sola sesión añadiendo resina compuesta del color del diente o material adhesivo en la zona deseada sin eliminar ningún tejido de la superficie del diente.

¿Qué es la adhesión de composite?

El bonding es un procedimiento odontológico que se realiza endureciendo el relleno de composite adecuado al color natural del diente y adhiriéndolo al mismo sin ningún proceso de abrasión sobre la estructura dental. En los casos en los que hay pequeñas deformidades y huecos en los dientes del paciente, es posible hacer adiciones en los dientes sin necesidad de cortarlos mediante el uso de material adhesivo.

Dado que se utiliza material de composite en el método de adhesión, puede producirse una decoloración de los dientes a largo plazo. Esto se debe a que el composite es una sustancia que está abierta a la coloración. Sin embargo, esta situación puede variar individualmente. Las personas que consumen con frecuencia alimentos y bebidas como el té y el café, que pueden causar decoloración en los dientes, son más propensas a tener dientes decolorados. La coloración también es una situación que puede variar según el pulido de la superficie del empaste. Cuanto más pulida y lisa sea la superficie del diente, más probable será que se produzca una decoloración.

¿Para quién es adecuado el composite bonding?

El composite bonding puede aplicarse para eliminar muchas preocupaciones estéticas causadas por la apariencia de los dientes. En los tratamientos realizados en forma de empaste, si al paciente no le gusta la forma del diente, la adhesión puede realizarse de forma individual. El tratamiento de adhesión con composite, que es un tratamiento rápido y económico; puede ser preferido para satisfacer diferentes necesidades como cambiar el color o la forma del diente, ampliar los dientes o eliminar los defectos de los dientes, eliminar las fracturas de los dientes, tratar los espacios entre los dientes y las caries de los dientes e igualar la longitud de los dientes.

¿Cómo se realiza la adhesión de composite?

El primer paso antes de la adhesión con composite es preparar el diente a tratar para la aplicación. Si no hay caries en el diente, no se necesita anestesia. El dentista selecciona de la guía de colores el color de la obturación de composite que más se aproxime al color del diente a tratar. A continuación comienza el proceso de preparación del tratamiento.

La superficie del diente que se va a pegar se desbasta y se aplica un líquido acondicionador. El objetivo de este proceso es garantizar que el material adhesivo se adhiera al diente con mayor facilidad. El material se lleva a la forma deseada antes de endurecerlo. Para endurecer el material adhesivo se suele utilizar un láser o una luz brillante. Después de que el material adhesivo se haya endurecido, el dentista puede darle forma o cortarlo. Después de este proceso, se pule para igualar el tono y el brillo de la superficie dental restante.

La calidad del material y la experiencia del dentista son muy importantes en el proceso de adhesión con composite, que se completa en unos 30 a 60 minutos. Aunque el procedimiento suele completarse en una sola sesión, pueden ser necesarias más sesiones dependiendo del procedimiento a realizar.

Proceso de recuperación después de la adhesión de composite

Si la aplicación de bonding de composite se realiza con anestesia local, no se deben ingerir alimentos ni bebidas calientes hasta que el adormecimiento haya desaparecido por completo. El día del tratamiento, se deben consumir principalmente alimentos blandos y líquidos.

Después del empaste de composite, puede haber un ligero dolor, así como sensibilidad al frío-calor y a la presión. Es eficaz utilizar analgésicos simples para aliviar esta condición.

Los cuidados bucales rutinarios deben llevarse a cabo por completo después de la aplicación. Además, es importante evitar el consumo de alimentos duros y prestar atención al cuidado y limpieza de los dientes. Además de todo esto, las revisiones periódicas del dentista son uno de los requisitos más importantes.

Deje que le Llamemos Nuestros coordinadores se pondrán en contacto con usted lo antes posible.