Estética Médica

Lifting Facial No Quirúrgico

Es natural que la flacidez se produzca en la cara por el efecto de la gravedad con el paso del tiempo, pero es una condición que puede causar el descontento estético de la persona. Para el lifting facial se pueden aplicar procedimientos quirúrgicos y no quirúrgicos. El lifting facial no quirúrgico es uno de los procedimientos estéticos faciales no quirúrgicos cuya popularidad ha aumentado en los últimos años.

Las líneas profundas, el aflojamiento y la flacidez de la piel como resultado de varias razones, especialmente el envejecimiento, pueden conducir a un aumento de las preocupaciones estéticas no sólo en las mujeres sino también en los hombres.

El lifting facial no quirúrgico o lifting facial con suspensión de hilos; puede ser preferido para obtener resultados efectivos en personas que quieren mejorar su aspecto pero no prefieren los procedimientos quirúrgicos. La correcta selección del paciente es extremadamente importante para el éxito de los resultados que se obtengan. El lifting facial no quirúrgico debe ser preferido en pacientes con flacidez y elasticidad de la piel de leve a moderada.

¿Qué es el lifting facial no quirúrgico?

El lifting facial no quirúrgico o lifting facial con suspensión de hilos es un método que se puede aplicar a las personas que quieren tener un aspecto más joven, bello y cuidado. Los hilos especiales utilizados en este método permiten que la piel recupere la elasticidad perdida. La flacidez y las arrugas en la zona de la cara pueden eliminarse con el método de suspensión con cuerdas, que destaca por su fiabilidad. El lifting facial no quirúrgico se utiliza con frecuencia para mejorar el aspecto no estético de la zona facial debido al envejecimiento y para conseguir un aspecto más joven creando un efecto de elevación en la cara.

Dado que el procedimiento de suspensión con hilos tensores no necesita una intervención quirúrgica, es mucho más cómodo que la cirugía de lifting facial. Tampoco es necesario un largo periodo de recuperación. Al no tener un efecto negativo sobre los músculos, la persona mantiene las expresiones faciales después de la aplicación. Como también se elimina la caída de las cejas, la mirada recupera su antigua expresión y vitalidad.

Después de la aplicación de la suspensión de hilos, el óvalo facial, que ha perdido su protagonismo por diversos motivos, puede reaparecer, así como los pómulos pueden aclararse. Así, el rostro adquiere un aspecto más joven.

¿Para quién es adecuado el lifting facial sin cirugía?

Las personas que desean eliminar las deformaciones de su rostro debidas al envejecimiento y otras razones sin cirugía plástica y conseguir un aspecto más joven se consideran candidatas al procedimiento de lifting facial no quirúrgico.

La cantidad de ácido hialurónico y colágeno en la zona facial comienza a disminuir a partir de los 30 años. Como resultado, aparecen arrugas en la piel. Si estas arrugas no se controlan, con el tiempo aparecen arrugas profundas y flacidez. Generalmente, el lifting facial no quirúrgico se aplica a personas de entre 30 y 65 años para levantar la piel flácida hacia arriba y proporcionar un aspecto más joven.

¿Cómo se realiza un lifting facial no quirúrgico?

El procedimiento de lifting facial no quirúrgico puede realizarse con anestesia local o sedación en una media de 45 a 60 minutos. Se colocan hilos médicos biológicamente compatibles con el cuerpo humano en la zona que se pretende que tenga un aspecto más joven como resultado del tratamiento. Por lo general, se prefiere colocar los hilos bajo la piel de la oreja. De este modo, es posible ocultar las cicatrices en el cuero cabelludo y se evita una cicatriz visible después del procedimiento de lifting no quirúrgico. Los hilos médicos se estiran y se fijan para conseguir el efecto de lifting y la simetría deseados. Después de este procedimiento, el lifting facial no quirúrgico está terminado.

Proceso de recuperación después del lifting facial no quirúrgico

Aunque no se interrumpe la vida social de la persona después del lifting facial no quirúrgico o método de suspensión de hilos, es necesario descansar durante unos días. Durante unos días después de la aplicación del lifting facial no quirúrgico, el paciente debe evitar tumbarse boca abajo, masajear la cara y frotar la piel. Además, se debe procurar reducir al máximo los movimientos de la mandíbula. Además de todo esto, se debe recordar que sólo se deben hacer movimientos hacia arriba mientras se lava la cara y que, en el caso contrario, se tirará de la piel hacia abajo.

Deje que le Llamemos Nuestros coordinadores se pondrán en contacto con usted lo antes posible.