Estética Corporal

Liposucción

La liposucción puede definirse como una operación quirúrgica que consiste en extraer la grasa de debajo de la piel con diferentes métodos para ayudar a dar forma a una zona específica del cuerpo. La liposucción, que está diseñada para dirigir y dar forma a zonas específicas con depósitos de grasa regionales, puede aplicarse en el abdomen, los muslos, el pecho, los brazos, la espalda, la cintura y diferentes zonas según las necesidades del paciente.

Con el método de la liposucción, se eliminan permanentemente las células grasas de la zona de aplicación. Dado que el número de células grasas en el cuerpo humano no aumenta después de la pubertad, no se produce una nueva formación de células grasas en la zona donde se realiza la liposucción.

Sin embargo, si después de la liposucción no se hace una dieta equilibrada y ejercicio regular como estilo de vida, puede producirse un aumento del volumen de las células grasas que quedan en la zona. Por lo tanto, la permanencia de los resultados obtenidos con el procedimiento de liposucción depende de los cambios realizados en los hábitos de vida de la persona.

¿Qué es la liposucción?

El procedimiento que se aplica para eliminar los depósitos de grasa persistentes que causan deformidad en el cuerpo y que no pueden ser eliminados con la dieta regular y el deporte se llama liposucción. Aunque la liposucción puede aplicarse con diferentes técnicas, el objetivo principal de todas ellas es eliminar los depósitos de grasa regionales. La liposucción, que es un método eficaz para modelar el cuerpo, no debe considerarse un método de adelgazamiento.

La liposucción puede aplicarse sola para el contorno corporal o puede combinarse con diferentes aplicaciones de cirugía estética como la reducción de pecho, el levantamiento de cara o la abdominoplastia. Además, en los pacientes que van a someterse a un procedimiento de inyección de grasa, el primer paso del procedimiento es extraer la grasa de la zona donante mediante el método de la liposucción.

¿Para quién es adecuada la liposucción?

La liposucción se aplica generalmente a las personas que están en su peso ideal o cerca de él y tienen un peso corporal estable, pero tienen depósitos de grasa persistentes en ciertas partes de su cuerpo que se resisten a la dieta regular y al ejercicio. La liposucción puede realizarse tanto en hombres como en mujeres. Es preferible que la persona que se someta a una liposucción tenga un buen tono de piel, sin o con muy poca holgura. En las pieles que han perdido su elasticidad, se debe combinar la liposucción con las cirugías de estiramiento.

¿Cómo se realiza la liposucción?

La técnica con la que se aplicará el método de liposucción se determina específicamente para el paciente. La duración de la aplicación de la liposucción puede variar en función de si se va a combinar con otro procedimiento, de cuántas zonas se van a liposuccionar, de la amplitud de la zona de aplicación y de la cantidad de grasa que se va a eliminar.

Se inyecta una solución especial en la zona de aplicación. Como la zona está adormecida, se elimina el riesgo de dolor y el dolor durante la aplicación. Se realizan incisiones de 1-2 mm para colocar las cánulas en la zona donde se va a extraer la grasa. Las cánulas aspiran la grasa parcialmente licuada en la zona donde se colocan a través de la máquina de vacío a la que están conectadas.

Al mover el tubo de vacío sobre la superficie, la grasa de la zona se descompone más rápidamente y se elimina con rapidez. Después de la aplicación de la liposucción, las incisiones se dejan abiertas durante un tiempo para evitar la acumulación de líquido y permitir que éste salga. A continuación, las incisiones se cierran y el procedimiento se completa con un vendaje apretado.

Proceso de recuperación después de la liposucción

El proceso de curación después de la liposucción puede variar individualmente dependiendo del alcance del procedimiento realizado. Después de la aplicación de la liposucción, las prendas de compresión deben ser usadas durante el período de tiempo especificado. De este modo, se puede reducir el dolor causado por la operación y contribuir al proceso de toma de la nueva forma del cuerpo.

El consumo de líquidos debe aumentarse en el período inicial tras la aplicación de la liposucción. Además, la ingesta de calorías debe limitarse para que los resultados sean permanentes. Es muy importante no estar inactivo en el período inicial después de la cirugía de liposucción. En este proceso, las caminatas ligeras y rápidas pueden reducir el riesgo de formación de coágulos de sangre. Sin embargo, deben evitarse los ejercicios agotadores al menos durante las primeras 4 semanas tras la intervención de liposucción.

La hinchazón causada por la aplicación disminuye gradualmente en las primeras semanas. Al cabo de unos meses, se puede observar que la piel empieza a tensarse. Por lo general, se necesita un período de varios meses para que los resultados sean claramente visibles.

Después de la liposucción, se recomienda dejar de consumir alcohol, que tiene un efecto anticoagulante. Asimismo, se debe dejar de fumar, ya que puede prolongar el proceso de cicatrización y aumentar el riesgo de infección.

Deje que le Llamemos Nuestros coordinadores se pondrán en contacto con usted lo antes posible.