Odontología Estética

Raspado De Dientes

El raspado dental es un procedimiento que se realiza habitualmente junto con el alisado radicular y también se conoce como limpieza dental profunda. El raspado dental y el alisado radicular es un procedimiento más profundo que una limpieza dental típica, que ayuda a tratar la enfermedad periodontal crónica, o enfermedad de las encías.

¿Qué es el raspado dental?

También conocido como tratamiento de las encías, la limpieza dental profunda, que los dentistas suelen llamar raspado de encías y alisado radicular, implica la limpieza entre los dientes y las encías hasta las raíces.

Mientras que en la limpieza dental estándar se limpian la parte delantera, la trasera y los lados del diente por encima de la línea de las encías, en el procedimiento de raspado dental se realiza el mismo procedimiento, pero el sarro y otros depósitos se eliminan de la bolsa entre la raíz del diente bajando hasta la raíz del diente, por debajo de la línea de las encías.

En las personas con enfermedades de las encías, el espacio o bolsa entre los dientes y las encías se abre, se expande y profundiza, y comienza a atrapar el sarro y la placa. Los dientes y encías sanos tienen un espacio o bolsa de 3 mm o menos. En los casos de gingivitis u otros problemas de encías, la bolsa se agranda. En los casos en los que las encías están a 5 mm o más de los dientes y las raíces, se suele recomendar una limpieza dental profunda.

¿Para quién está indicado el raspado dental?

El raspado dental suele aplicarse para aliviar la preocupación por la enfermedad de las encías o para frenar su avance. Es un método que beneficia a los pacientes con periodontitis crónica. Además, las personas con una gingivitis menos grave que la periodontitis también pueden beneficiarse del tratamiento de raspado dental.

¿Cómo se realiza el raspado dental?

La limpieza dental profunda es un procedimiento que consta de dos partes. La primera de ellas se denomina raspado de las encías y la otra limpieza de la superficie de las raíces.

La limpieza dental profunda se realiza con instrumentos eléctricos o ultrasónicos o con instrumentos de raspado manual del dentista, o con una combinación de ambos. La parte de raspado del procedimiento, que suele completarse en dos sesiones, elimina la placa y el sarro por debajo de la línea de las encías. A continuación se realiza el alisado radicular, que consiste en utilizar un instrumento para limpiar y alisar la raíz del diente, lo que ayuda a volver a unir las encías al diente y a minimizar el tamaño de la bolsa o cavidad que puede albergar un crecimiento no saludable.

Esto ayuda a suavizar la raíz. Se reduce el tamaño del hueco entre los dientes y las encías. Se asegura la reconexión con las encías. La limpieza dental profunda es un procedimiento diseñado para tratar y prevenir el empeoramiento de enfermedades de las encías como la gingivitis. En este contexto, es posible que se necesite una intervención quirúrgica u otros procedimientos extensos.

Aspectos a tener en cuenta después de una limpieza dental

Después de una limpieza dental profunda, es importante ser muy cuidadoso y estar atento a los dientes y las encías. Es muy importante mantener los dientes lo más limpios posible y tomar regularmente la medicación prescrita por el dentista.

Dado que la limpieza dental profunda o la limpieza de encías no revierte el curso de la gingivitis, pueden necesitarse procesos de tratamiento más extensos y cirugía en los casos en que se desarrolle una periodontitis.

Deje que le Llamemos Nuestros coordinadores se pondrán en contacto con usted lo antes posible.