Estética Médica

Rinoplastia no Quirúrgica

El secreto del atractivo natural es la harmonía de cada elemento del rostro del individuo. Aunque los gustos y preferencias personales pueden ser diferentes, puede ser necesario cambiar la forma de la nariz para capturar los fundamentos estéticos que se aplican a todos los orígenes étnicos y culturas, y lograr el equilibrio y la armonía de los rasgos faciales.

La nariz tiene una importancia innegable en la apariencia del individuo debido a su posición en el centro de la cara. El relleno nasal, que ha cobrado protagonismo en los últimos años como alternativa a la cirugía de rinoplastia, que es uno de los procedimientos de cirugía estética más realizados en la actualidad, se considera la forma más rápida y eficaz de eliminar muchos defectos nasales.

El relleno nasal, también conocido como rinoplastia no quirúrgica, permite realizar cambios en la nariz sin intervención quirúrgica.

¿Qué es la rinoplastia no quirúrgica?

La rinoplastia no quirúrgica, es decir, el relleno nasal; es un procedimiento médico estético basado en la inyección de rellenos dérmicos con el fin de redefinir y remodelar la nariz, disimular la hinchazón de la nariz y corregir la forma de la nariz. El relleno nasal es una alternativa más segura y no invasiva a la rinoplastia, por lo que se realiza con frecuencia.

El relleno nasal es el método más rápido, eficaz y cómodo que se puede aplicar para conseguir el aspecto deseado de las personas que no están satisfechas con la forma, el aspecto o el tamaño de su nariz. Sin embargo, el relleno nasal es un método eficaz para la eliminación de defectos menores en la nariz. No es un tratamiento adecuado para las personas que tienen problemas graves de tamaño o forma en su nariz o que tienen congestión nasal.

¿Para quién es adecuada la rinoplastia no quirúrgica?

La rinoplastia no quirúrgica puede aplicarse a pacientes seleccionados cuyo desarrollo nasal se ha completado y cuyo relleno nasal es suficiente para los cambios deseados en la nariz. Los candidatos más adecuados para el relleno nasal son las personas con un ligero arco en la nariz, una caída en la punta de la nariz y una ligera curvatura en la nariz. Además, la rinoplastia no quirúrgica también puede realizarse en personas que se han sometido a una rinoplastia, es decir, a una cirugía de rinoplastia, pero que necesitan una rinoplastia de revisión para realizar algunas correcciones menores después de la cirugía. El relleno nasal se considera una solución eficaz para camuflar los defectos de la nariz o para añadir volumen a las zonas con pérdida de tejido.

Si se desea reducir la nariz, eliminar protuberancias severas o curvaturas excesivas, la inyección de relleno nasal no proporciona el resultado deseado. Por lo tanto, las personas que van a someterse a la inyección de relleno nasal son examinadas detalladamente y la decisión de idoneidad para la rinoplastia no quirúrgica se toma en función de los resultados de los exámenes realizados.

¿Cómo se realiza la rinoplastia no quirúrgica?

La rinoplastia no quirúrgica es un procedimiento que se aplica mediante una inyección de relleno dérmico en la zona objetivo de la nariz. Se aplica una crema anestésica local en la zona de aplicación y se espera que la zona se adormezca. En el marco de la rinoplastia no quirúrgica, que suele durar entre 10 y 15 minutos, se inyecta relleno dérmico en los puntos determinados específicamente para el paciente.

Los resultados obtenidos tras el procedimiento de rinoplastia no son permanentes. El tiempo de permanencia de los resultados puede variar en función de factores como el material de relleno utilizado, la técnica de inyección, la dosis inyectada y las características estructurales del paciente. Aunque puede variar de forma individual, generalmente los resultados obtenidos tras el relleno nasal mantienen su permanencia durante 1 o 2 años.

Proceso de recuperación tras una rinoplastia no quirúrgica

Se debe tener cuidado de no frotar la nariz y no hacer ningún contacto físico con la nariz durante 24 horas después de la rinoplastia no quirúrgica, es decir, el relleno nasal. Se debe tener cuidado de ser sensible al tocar la nariz y alrededor de la nariz durante 3 días después de la inyección de relleno nasal. Del mismo modo, debe evitarse la ducha caliente, el baño turco y la sauna durante este periodo. Debe evitarse la exposición directa al sol y los movimientos deportivos intensos. Además, se debe procurar no fumar, no tomar alcohol, bebidas con cafeína, aspirina y anticoagulantes. Si la zona de relleno nasal está cerca del puente nasal, no deben usarse gafas durante el periodo especificado.

Deje que le Llamemos Nuestros coordinadores se pondrán en contacto con usted lo antes posible.