Trasplante Capilar

Trasplante De Barba

Dado que la barba es la parte más importante de la apariencia masculina, el sueño de los hombres en la adolescencia es tener una barba densa. Sin embargo, en algunas personas, la barba es congénitamente escasa o no hay barba como resultado de diversos traumas. Las barbas que no crecen o son escasas debido a factores genéticos o a diferentes razones siempre han sido un problema para los hombres. El trasplante de barba es un método muy popular porque ofrece a los hombres la posibilidad de conseguir el aspecto de barba que desean.

¿Qué es el trasplante de barba?

El proceso de trasplantar folículos pilosos tomados de la parte posterior del cabello o de la zona donante del cuerpo se denomina trasplante de barba. Al igual que el trasplante de pelo, cejas y bigote, la finalidad del trasplante de barba es eliminar la falta o la pérdida de pelo en la zona objetivo.

En caso de lesión, muda o falta de crecimiento de la barba en una zona determinada, el trasplante de barba se realiza dentro de la frecuencia de la barba en la zona circundante. En las personas que nunca se han dejado crecer la barba y tienen más de 20 años, la zona que se va a trasplantar se puede determinar junto con el paciente, y el número de injertos que se van a trasplantar se puede configurar según los deseos de la persona.

¿Para quién es adecuado el trasplante de barba?

El trasplante de barba puede realizarse en personas a las que nunca les ha crecido la barba durante la adolescencia, que han perdido la barba por diversos motivos, que tienen una deficiencia regional o escasez de barba, o que tienen muy poca o ninguna barba como resultado de causas como accidentes e infecciones.

Dado que la falta de crecimiento de la barba puede deberse a razones hormonales, se recomienda que la persona que se someta a un trasplante de barba espere hasta los 20 o 22 años, cuando las hormonas están totalmente asentadas y reguladas. La razón por la que el trasplante de barba no se realiza antes de esta edad, más concretamente antes de que las hormonas estén completamente reguladas, es que existe la posibilidad de que la barba crezca espontáneamente en función del proceso natural de desarrollo.

¿Cómo se realiza el trasplante de barba?

En el trasplante de barba se utiliza el método FUE. En este contexto, se utilizan como donantes los pelos del cuello y de los pómulos, que están cerca de la zona de la barba pero que no tienen una contribución o necesidad significativa para el aspecto estético de la persona. En los casos en los que no se pueden obtener suficientes injertos de donantes de esta zona, también se pueden tomar injertos de la nuca.

Antes del trasplante de barba, se determina en consecuencia la zona que se va a trasplantar y cuántos folículos pilosos se deben trasplantar. Se abren canales por la anchura de los folículos pilosos y en el ángulo correcto, y se recoge el número predeterminado de injertos uno a uno de la zona donante mediante un micromotor. Los folículos pilosos se trasplantan uno a uno en los canales y se completa el proceso de trasplante de barba. El punto crítico para obtener un aspecto natural y estético tras el trasplante de barba es realizar correctamente el proceso de apertura de canales.

Proceso de recuperación tras el trasplante de barba

Tras el trasplante de barba, se puede observar que aumenta la vascularidad en la zona de aplicación y se produce un enrojecimiento en la base de los folículos pilosos. Esta condición es temporal y se resuelve espontáneamente.

Dado que la cara tiene una estructura sensible, el proceso de curación tras el trasplante de barba puede ser más largo que el del cabello. Para que el trasplante de barba tenga éxito, deben evitarse las situaciones que puedan provocar la deformación de los folículos pilosos. De lo contrario, los folículos pilosos no se adherirán a las zonas trasplantadas de forma saludable y no crecerán.

Uno de los puntos más importantes a tener en cuenta después del trasplante de barba es evitar el contacto con la zona de aplicación. Por este motivo, no se recomienda llevar bufandas ni jerseys de cuello alto durante un periodo determinado. Durante el periodo de recuperación tras el trasplante de barba, se recomienda no tumbarse boca abajo por el riesgo de dañar los folículos pilosos y no entrar en contacto con la zona de trasplante de barba con una almohada siempre que sea posible. Al igual que en el proceso de trasplante de cabello, se experimenta una muda de impacto aproximadamente un mes después del trasplante de barba. Tras este proceso en el que se renuevan los folículos pilosos, la barba comienza a crecer de nuevo.

Deje que le Llamemos Nuestros coordinadores se pondrán en contacto con usted lo antes posible.