Odontología Estética

Tratamientos Dentales Preventivos

La odontología preventiva es el cuidado dental que ayuda a mantener la salud oral y dental. Es una combinación de revisiones dentales periódicas y el desarrollo de buenos hábitos como el cepillado y el uso de hilo dental. El cuidado dental comienza en la infancia y continúa durante toda la vida.

La odontología preventiva incluye tratamientos como la limpieza dental y las placas nocturnas. Los tratamientos odontológicos preventivos se planifican en función de las necesidades específicas del paciente. Los procedimientos de odontología preventiva reducen el riesgo de desarrollar caries, enfermedades de las encías y problemas dentales más graves. Ayuda a desarrollar buenos hábitos de higiene bucal, como cepillarse los dientes y usar el hilo dental al menos dos veces al día.

Además, la detección precoz de los problemas dentales desempeña un papel importante a la hora de minimizar el tratamiento y el coste. Ayuda a reducir los problemas dentales relacionados con algunas enfermedades crónicas. La diabetes, la osteoporosis, algunos tipos de cáncer y los trastornos alimentarios pueden afectar a la salud dental y bucal. Para las personas con enfermedades crónicas, la atención dental preventiva regular es una parte importante de la salud general.

Un programa preventivo es un esfuerzo conjunto del paciente, el dentista y el personal odontológico para preservar la estructura natural de los dientes y las estructuras de soporte, evitando la aparición, la progresión y la reaparición de enfermedades y problemas dentales. 

La prevención de las enfermedades dentales comienza en casa con una buena higiene bucal y una dieta equilibrada. Continúa en la consulta dental con los esfuerzos del dentista por promover, mejorar y mantener la salud oral. La prevención incluye exámenes dentales regulares, limpiezas y radiografías. Los sellantes y los tratamientos con flúor son medidas adicionales que pueden tomarse para proteger los dientes. 

El tratamiento dental preventivo se basa en un cuidado bucal saludable y en el mantenimiento de la salud dental. El objetivo es mantener los dientes sanos y conservarlos en la boca. Los tratamientos dentales preventivos y de protección pueden parecer pequeños detalles, pero son de gran importancia a largo plazo. Identificar y tratar los problemas menores en la fase inicial garantiza una estructura dental y bucal más sana. Los tratamientos dentales preventivos también ayudan a evitar problemas dentales graves y costosos y se consideran la clave más importante para tener una sonrisa sana, segura y bonita.

Deje que le Llamemos Nuestros coordinadores se pondrán en contacto con usted lo antes posible.